Blog

Announcement: II: LAS BIBLIOTECAS SECRETAS

10
mar
2014
291.299

 

 

TM me dijo que WP tenía una agenda secreta, que sólo compartía (parcialmente) con sus amigos y colegas más cercanos, y que constituía un registro de las grandes bibliotecas privadas que quedaban en Buenos Aires. Esa agenda era un sistema que necesariamente adelgazaba a medida que, de tiempo en tiempo, WP iba tachando progresivamente cada uno de sus elementos. Los libreros ven y participan de la dispersión de las bibliotecas, añoran las pasadas y es común escucharlos, con severidad clínica, decir que “ya no quedan”.

Pienso en F., un chico de 22 años que se dedica a coleccionar diccionarios en idiomas raros, que compró, la primera vez que lo vi, un Islandés Castellano, y que todavía no sé por qué descartó un English – Malay que todavía conservo. Cursaba filología cuando nos conocimos, y compartimos la gratitud de un volumen pequeño que ambos teníamos, “How to teach you old english”.

Pienso también en J., una antropóloga que decidió reemplazar parte de sus traducciones de Paidós y Siglo XXI por ediciones en su idioma original. O en R., que descubrió el arte argentino hace pocos años y busca libros ilustrados, incesantemente.

Desatento a lo que escapa a su ojo, y proclive, casi de manera invariable, al sentimentalismo y la nostalgia, el librero de viejo construye casi siempre un mapa apocalíptico. Pero sólo puede sospechar las verdaderas bibliotecas secretas: no las que duermen en la sombra, inconsultas, huérfanas y cubiertas de polvo, sino aquellas vitales, jóvenes, aún en formación. Apasionantes bibliotecas que sólo podemos intuir a partir de las compras que nos hacen no menos apasionados clientes, y de las búsquedas que persiguen y reclaman.

 

 

Posted by: Atlanta  /   Category: Novedades   /   No hay comentarios